Seguidores

martes, 3 de noviembre de 2009

Ranking de estrés

Holmes and Rahe es el nombre que recibe la escala de experiencias que nos provocan estrés, y que otorga una puntuación concreta a cada una de ellas. Si la suma de estas experiencias alcanza los críticos trescientos puntos: ¡cuidado!, puedes darte por perdido ya que tu riesgo de estrés es demasiado alto como para poder aguantarlo sin ayuda.
El primer puesto de la clasificación de experiencias vitales que provocan estrés y enfermedades relacionadas con él es la muerte de tu pareja. La puntuación que la escala Holmes and Rahe otorga a esta tragedia es de nada menos que de cien puntos.
Otra experiencia que tiene que ver con el amor es el punto y final a la relación como consecuencia de la separación o divorcio. La puntuación que otorga al divorcio es de setenta y tres puntos, mientras que la puntuación de la separación es de sesenta y cinco.
Le siguen los sesenta y tres puntos que se otorga a los problemas derivados con la justicia que pueden dar con nuestros huesos en la cárcel.
Otros acontecimientos que pueden provocarte un estrés severo son la muerte de algún familiar muy cercano, con sesenta y tres puntos, o una enfermedad personal, cincuenta y tres puntos.
Cuando una pareja se casa todo es felicidad, al menos eso se dice. No hay que dudar de que sea cierto, pero los preparativos de la boda son una de las principales causas de estrés y agobio, sobre todo para la mujer. Así que si te vas a casar, súmale cincuenta puntos a tu cuenta personal de estrés. También dicen que no hay nada mejor que reconciliarte con tu pareja, pero eso provoca un estrés cifrado en cuarenta y siete puntos.
La crisis económica actual está provocando grandes niveles de estrés y presión en todos nosotros, pero sobre todo en aquellos que tienen problemas en su trabajo o, mucho peor, que lo han perdido. Quedarse en el paro ha sido puntuado en este ránking con cuarenta y siete puntos (aunque también la jubilación provoca estrés, hasta cuarenta y cinco puntos para la escala Holmes and Rahe).
Para los que busquen ampliar el número de miembros de su familia, quizá sea bueno que antes sepan que quedarse embarazada supone sumarle a tu lista de estrés cuarenta puntos (y dar entrada a un miembro adulto en el círculo familiar te costará treinta y nueve).
Si tu situación económica cambia, cuidado, tienes el estrés asegurado al menos en treinta y ocho puntos. Y si decides contratar una hipoteca con tu banco que va a provocar que estés atado a él durante prácticamente toda tu vida, eso va a suponer una situación de estrés de treinta y dos puntos.
Si ha llegado por fin la hora de coger la maleta e independizarte, vas a conseguir que a tu madre le suba el estrés en veintinueve puntos.
Con la vuelta al cole: veintiséis puntos.
Cualquier tipo de cambio –de casa, de colegio, de hábitos o de actividades sociales- supone veinte puntos.
Y es que hasta las vacaciones, ésas que nos permiten desconectar y cargar las pilas, también nos causan algo de estrés: trece puntos nada menos.

Ránking
1. Muerte de tu pareja (100 puntos)
2. Divorcio (73 puntos)
3. Separación (65 puntos)
4. Prisión o la muerte de un familiar cercano (63 puntos)
5. Enfermedad propia (53 puntos)
6. Matrimonio (50 puntos)
7. Reconciliación o motivos profesionales
8. Jubilación
9. Ampliar la familia
10. Hipotecas

No hay comentarios: